Noticia extraida del Diari de Tarragona

La pastelería Huguet de Reus fusiona artesanalmente trufas con esta bebida típica de la ciudad.

El vermut no solo se bebe, también se come. En forma dulce, como postre navideño. Trufas de chocolate blanco elaboradas artesanalmente con vermut Miró es la nueva propuesta respostera de la pastelería Huguet de Reus. Una manera golosa de consumir y poner aún más de moda esta bebida propia de la capital del Baix Camp.

Las trufas toman el relevo de la crema de turrón de vermut que lanzó la Navidad pasada. «Hemos potenciado aún más el gusto del vermut. Queda más concentrado porque es una pieza más pequeña. Además, el hecho de que tenga una cobertura de chocolate blanco crea un delicioso contraste de sabores en el paladar», explica su creador, el maestro pastelero Ramón de la Fuente Sans.

Una mezcla de tradición y sabor actual condensada en pequeños dulces de aspecto y gusto similar a los bombones, confeccionados con chocolate, mantequilla, azúcar glass, yema de huevo, crema de leche y el ingrediente singular: Vermut Miró Reserva Etiqueta Negra.

«Es un orgullo poder aportar sabores innovadores a productos tradicionales y de tan buena calidad como son los dulces de la pastelería Huguet», afirma Carles Prats, gerente de esta empresa vermutera fundada en Reus en 1957.

Las trufas se venden en cajas de diez unidades al precio de 8,5 euros. Se pueden adquirir en las pastelerías Huguet ubicadas en las calles Alcalde Joan Bertran 5 y Lepant 28. No están pensadas solo para la temporada navideña, sino para todo el año. «Queremos popularizar las costumbres de la ciudad».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies